Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestra web
Guilds Ver más grande

Guilds

0602561096180

Nuevo producto

Guilds es un juego de mesa en el que tendrás que conseguir el favor del Rey para que tu gremio destaque entre los demás y se convierta en el más importante de la ciudad. Con el objetivo de obtener el favor del Rey, los gremios reunirán a los personajes más prestigiosos dentro de ellos, sin mencionar a aquellos que pueden traer la mayor afluencia de dinero o talento útil.

Más detalles

Este producto ya no está disponible

44,95 € impuestos inc.

Más

Guilds es un juego de mesa en el que tendrás que conseguir el favor del Rey para que tu gremio destaque entre los demás y se convierta en el más importante de la ciudad. La sangrienta Guerra de los Siete Reinos ha terminado hace más de treinta años, y el reino de Anderis está experimentando un período de gran expansión, gracias en parte a su posición central que rápidamente lo ha transformado en una importante encrucijada comercial. Se han construido nuevos caminos en el reino, con una nueva ciudad fundada en su punto de encuentro que ha crecido tanto que el Rey ha decidido trasladar la capital allí y construir un nuevo castillo. Numerosas corporaciones de artesanos ya estaban presentes en la ciudad, pero ahora se están formando gremios, que son más grandes y de mayor alcance, poderosos y que compiten entre sí. Con el objetivo de obtener el favor del Rey, los gremios reunirán a los personajes más prestigiosos dentro de ellos, sin mencionar a aquellos que pueden traer la mayor afluencia de dinero o talento útil. ¿Qué mejor lugar que la plaza central para encontrar nuevos miembros? Por esta razón, cada gremio coloca sus carpas en la plaza central cada semana, invitando a las personas que considera más interesantes a inscribirse incentivándolos con regalos preciosos. Esto ciertamente no es una operación de bajo costo ya que puede costar muchas piezas de plata armar el regalo más convincente. Al mismo tiempo, cada gremio debe construir su sede, gastando grandes cantidades de oro para ampliarlo con una gama de lujosas habitaciones adecuadas para sus miembros; si esto no fuera suficiente, los gremios también deben tener en cuenta los gustos actuales del Rey sobre lo que es más importante para un gremio digno de su aprobación.